Consumibles | Noticias | 28 JUL 2014

Ahorrar con la compra de cartuchos de impresión

El ahorro a la hora de imprimir es una de las máximas que buscan los profesionales a la hora de decantarse por un dispositivo u otro. Pero, ¿qué tenemos que tener en cuenta a la hora de escoger los consumibles de nuestras impresoras?
Encarna González

La elección de la impresora que mejor se adecúe a nuestras necesidades y hacer una correcta gestión de su uso son factores clave para ahorrar a la hora de realizar nuestras impresiones. No obstante, un factor que a menudo olvidamos y que, sin embargo, juega un papel también muy importante son los consumibles.

 

En el caso de las impresoras de inyección de tinta, a menudo se ha intentado relacionar ahorro económico con el uso de cartuchos no originales. Sin embargo, esta práctica puede resultar en todo lo contrario ya que los cartuchos no originales pueden dar origen a impresiones de baja calidad o errores en la impresión que obligan a repetir las impresiones. ¿Dónde está entonces el ahorro?

 

HP ahorro impresiónY el uso de estos cartuchos de tinta no original no sólo eleva el coste por página impresa, sino que también pueden tener consecuencias en nuestra impresora, llegando incluso a dañar el cabezal. Por tanto, aunque un cartucho de tinta no original pueda parecer en un primer momento más económico que uno original, lo cierto es que, a la larga, y como han demostrado distintos estudios y demostraciones, incurren en costes ocultos que nos hacen que, a la larga, nos resultan más caros.

¿Cartuchos de capacidad estándar o de larga duración?

Además de tener en cuenta todos estos aspectos, hay otro factor que también merece la pena no olvidar y es el que hace referencia a las dudas que surgen alrededor de la elección de cartuchos de capacidad estándar o de larga duración.

 

Una vez más, hemos de tener en cuenta el uso que hacemos de los equipos de tal forma que, si en nuestro negocio las necesidades de impresión son muy altas, decantarse por un cartucho de larga duración permitirá establecer un ahorro mayor cuanto más imprimamos.

 

Por el contrario, si las necesidades de impresión no son tan altas, utilizar un cartucho de capacidad estándar será suficiente para cubrir nuestras necesidades y evitar desperdiciar tinta que, en caso de no utilizarse, puede secarse y quedar inutilizada para futuros usos.

 

Por tanto, conocer bien nuestras necesidades de impresión se erige, una vez más, en un aspecto fundamental a la hora de hacer una correcta gestión de nuestro parque de impresoras y aprovechar al máximo de los recursos de los que disponemos consiguiendo, al mismo tiempo, ahorrar en la medida de lo posible.

 

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información