Gran Empresa | Noticias | 10 ENE 2014

CES 2014 muestra el boom de la impresión en 3D

Uno de los mercados en auge es la impresión en 3D. Es más, según los últimos estudios de diferentes consultoras, este segmento va a pasar de ser un nicho residual a convertirse en un mercado que rondará la adopción masiva. Es tal la importancia que va a adquirir la impresión en 3D que muchos fabricantes tradicionales, no sólo de hardware sino también de software, ya han puesto sus miras en la impresión en 3D.
impresion 3D
Bárbara Madariaga

 

En los próximos cuatro años, las ventas de equipos de impresión en 3D crecerán diez veces, algo que hará que este mercado se sitúe al borde de la adopción masiva. Así lo aseguran diferentes informes que también destacan que el boom de este segmento hará que nuevos fabricantes apuesten por el mismo, con lo que, se espera que a corto medio plazo lleguen al mercado nuevas soluciones de impresión en 3D.

Y para muestra, un botón. Por regla general, las ferias y eventos suelen ser un indicador de cuáles son las tecnologías que protagonizarán el sector a corto o medio plazo. Si hacemos caso de esto, se puede decir que la reciente celebración de CES 2014 es una muestra más de la importancia que va a adquirir la impresión en 3D. En vista del boom de esta tecnología, la organización de CES 2014 decidió contar con una TechZone a la que denominó 3D Print, y en la que se vieron los avances realizados en esta área. Un apunte, mientras que en la edición de 2013 acudieron cinco fabricantes de impresoras en 3D, este año la cifra de expositores creció hasta superar la veintena. HP es una de las compañías que está preparando su entrada a este mercado. Prevista para mediados de este año, quizá en la edición de CES 2015 podamos ver los avances que la multinacional estadounidense ha realizado en este sentido.

Y, con la competencia incrementándose, se prevé que los precios de estos equipos vayan bajando. No obstante, y a la espera de modelos “más asequibles”, un equipo 3D no es tan caro como parece. Un estudio de la Universidad Técnica de Michigan (MTU) revela que una impresora 3D se amortiza en un año. A la hora de realizar esta afirmación, el MTU realizó una serie de pruebas hasta que resolvió que, utilizando una impresora en 3D e imprimiendo 20 objetos comunes, se puede llegar a ahorrar unos 2.000 dólares al año. Con una impresora en 3D, y según el estudio, no sólo se puede recuperar la inversión, sino que puede conllevar beneficios al poder ser utilizadas para imprimir sus propias piezas de recambio.

Pero no sólo los fabricantes de hardware están apostando por la impresión en 3D. Microsoft ya ha anunciado el lanzamiento de una aplicación que permite la impresión en 3D para Windows 8.1., con lo que ésta es otra muestra de que este segmento será más que importante en un futuro no muy lejano y para un sector que empieza a ver la luz tras años en crisis.
 

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información