Laserjet | Noticias | 25 ABR 2014

Medidas para mejorar y alargar la vida de los recursos de impresión

Optimizar los sistemas de impresión de la empresa no sólo repercute en una rebaja de los costes operativos, sino que contribuye a mejorar la productividad y el medio ambiente. Para lograrlo se hace necesario adoptar una serie de buenas prácticas.
Hilda Gómez

Actualmente, el 90 % de las organizaciones desconoce los costes asociados a sus servicios de impresión, por lo que ignoran que entre el 1 y el 3 % de sus presupuestos se destinan a esta labor. La adopción de una serie de medidas puede ayudar, no sólo a reducir los costes de impresión en un 30 %, sino a que el trabajo diario sea más productivo y más responsable con el medio ambiente.

 

Por un lado, es importante consumir la menor cantidad posible de papel, imprimiendo con prudencia. Por norma general, no debería imprimirse nada que se pueda compartir o almacenar por medios digitales. Además, puede restringirse el uso de las impresoras por parte de los empleados, así como configurarlas para que, por defecto, utilicen las dos caras de cada hoja de papel siempre que se vaya a imprimir.

 

Por otro lado, aunque adquirir consumibles nuevos y originales podría parecer a priori más costoso que adquirir cartuchos rellenados, a medio plazo, optar por compatibles conlleva costos ocultos, ya no ofrecen la misma calidad de impresión que los originales, haciendo que el ahorro en el cartucho se anule por las pérdidas en la cantidad de páginas impresas, eso sin contar con que los compatibles tienen un rendimiento menor. En este sentido, según estudios de HP, un tóner original puede imprimir hasta un 55 % más páginas que uno rellenado, y que el 40 % de los cartuchos de tinta no originales falla durante su uso o nada más sacarlo de la caja. Además, los consumibles reutilizados podrían comprometer la integridad de su impresora.

 

Finalmente, reciclar es importante. Aun cuando todos tengan claro que sólo deben imprimir lo imprescindible, a veces se producen errores de impresión o hay que repetir un documento, por lo que no está de más disponer de un pequeño repositorio para reciclar o reutilizar esas hojas defectuosas. En cuanto a los consumibles, no se deben desechar con el resto de la basura. Lo mejor es recurrir al programa de reciclaje de consumibles del fabricante, como el programa HP Planet Partners, con el que HP facilita el reciclaje gratuito de cartuchos de inyección de tinta y LaserJet, garantizando que todos los residuos son manejados de forma responsable, y que la empresa no utiliza los consumibles para rellenarlos y venderlos como nuevos.

 

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información