Officejet | Artículos | 21 NOV 2014

Qué impresora departamental me conviene

Tags: Impresión
Dentro de las tecnologías de impresión actuales, los modelos de de inyección de tinta parecen haberse afianzado dentro de los grupos departamentales de una organización, especialmente en entornos de entre 5 y 15 usuarios y con volúmenes de trabajo de entre 1000 y 6000 páginas. Veámos las causas.
HP OfficeJet Enterprise X
Alfonso Casas

El uso de la tecnología de inyección de tinta en las organizaciones siempre ha tenido muchos factores en su contra al compararla frente a otras modalidades como la láser. De hecho, los sistemas e impresoras de gran envergadura, como copiadoras digitales y multifuncionales con gran carga de trabajo, tradicionalmente han empleado sistemas láser. No obstante, a pesar de que ambas tecnologías han evolucionado con el paso de los años, la de inyección de tinta ha mejorado sus carencias como son los costes de impresión, los tiempos empleados, y la autonomía de sus consumibles. La sustitución constante de los cartuchos era un factor en contra del que toda empresa huía, pero las nuevas capacidades al manejar cartuchos XL de gran capacidad, permiten la impresión de manera continuada de con un gran volumen de páginas.

 

De este modo, los modelos de inyección de tinta, tanto impresoras, como equipos multifunción, ofrecen rendimientos equiparables en costes por página impresa y volumen mensual de trabajos abordados. También son veloces en los asuntos en los que hace años no podían competir, como pueda ser la velocidad con la que es impresa la primera página, o la ofrecida con trabajos de gran envergadura. Esto hace posible que los modelos de inyección de tinta sean actualmente la mejor opción para grupos departamentales de hasta 15 usuarios. Estos equipos están siendo dotados de nuevas capacidades, como es la opción de impresión inalámbrica mediante la tecnología Wifi, faceta que incluyen de serie la inmensa mayoría de ellas, manteniendo funciones de seguridad y gestión documental en línea.

 

Para acertar en la elección, los profesionales recomiendan segmentar los modelos en función del volumen de páginas que habitualmente son impresas en nuestra organización o departamento. Si la cantidad es inferior a 1000 páginas mensuales, los modelos OfficeJet Pro ofrecen plenas garantías de uso sin que el recambio de consumibles sea un proceso que tengamos que realizar de manera continuada.

 

En el caso de que el volumen de trabajos supere las 4000 páginas mensuales y se requiera de una gestión integrada para los diferentes usuarios que forman parte de la red, lo recomendable es optar por uno de los modelos OfficeJet Pro X. Con ellas, no solo se obtiene mayor autonomía de uso antes de tener que reemplazar los cartuchos, sino que también obtenemos otras ventajas, como el doble de velocidad, el ahorro en costes al utilizar cartuchos con mayor cantidad de tinta, o las opciones de impresión dúplex supervisadas desde la gestión de trabajos por parte de un administrador.

 

Dentro de los departamentos con una media de entre 5 y 15 usuarios que manejen cargas de trabajo de hasta 6.000 páginas, las posibilidades pasan por optar por la gama OfficeJet Pro X, o bien, por la OfficeJet Enterprise X. Ambas cuentan con la tecnología de impresión HP PageWide para garantizar la máxima velocidad, sin embargo, las primeras resultan más económicas, mientras que la gama OfficeJet Enterprise X son más escalables, pensando en aquellas organizaciones que pueden verse desbordadas a corto plazo. Los modelos Enterprise X pueden manejar hasta tres bandejas de entrada diferentes de 500 hojas, permitiendo el manejo del equipo mediante el uso de una pantalla capacitiva táctil de 8 pulgadas para gestionar de forma sencilla los trabajos.

 

Consumos

A efectos prácticos y de consumo, y siempre hablando frente a los modelos láser, diversos análisis realizados en el laboratorio de la revista nos confirman que el ahorro económico entre elegir una u otra tecnología puede ser muy significativo. Mientras que la tecnología láser presenta un consumo medio de 160 vatios durante los períodos de calentamiento del tambor, y picos de consumo medio de 350 vatios que pueden llegar a alcanzar los 545 vatios de energía al consumo, en el caso de las de inyección el valor no supera los 25 vatios por regla general, manteniéndose en los 10 vatios en modo de espera. Estos valores se producen manteniendo tiempos de impresión muy similares, siempre en función de la gama de modelos que estemos manejando.

 

Si estás dispuesto a ahorrar costes de impresión en tu compañía, y especialmente te preocupa el consumo energético de grandes copiadoras e impresoras departamentales, valora las nuevas posibilidades de los modelos de tinta. La situación ha cambiado enormemente frente al concepto tradicional que todos teníamos de estas tecnologías. 

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información